Nuevo grupo de Facebook!

GRUPO PRIVADO DE ESTETICA REAL

Hacer click en el link de arriba para solicitar unirse y acceder a contenidos exclusivos.

 

sábado, 6 de junio de 2015

Cómo se forma el Acné y qué son los Comedones

No es necesario hacer una introducción muy larga en este tema. Todos conocemos cómo luce una persona con acné, y lo descorazonador que puede ser padecerlo. En general, las pieles acneicas suelen ser grasas, y pueden tener, en mayor o menor medida, una cantidad de “granitos” rojos e inflamados. Suele ser atribuída a los cambios hormonales de la adolescencia, y se suele creer que desaparece sola una vez pasada la etapa de la pubertad.

Bueno, todo eso es cierto, y también no lo es. El acné es un problema más profundo de lo que parece, y puede complicarnos la vida mucho después de haber pasado los años adolescentes.
En este punto, quiero comentar que lo que voy a explicar ahora surge de mi investigación personal en el tema. No es fácil a veces encontrar información científica y fidedigna, y además que esté explicada de una forma clara. Muchos blogs y sitios de Internet tienen información que directamente es errónea, o que simplemente repite como loro lo que está escrito en otros sitios. Esto último lo he visto incansablemente… los blogueros arman un post regurguitando la información poco clara de otros blogueros, y una info que por ahí estaba equivocada, aparece en muchos lados con lo que lleva al lector a creer que esa info es correcta.
Y por último, mis explicaciones son una sobresimplificación de un tema que en realidad es mucho más complejo, por lo que algunas explicaciones pueden parecer erróneas porque estoy simplificando.
Bueno, continuemos.


El Acné en su Infancia

Todo empieza con un microcomedón. Y qué es un comedón? Es un poro bloqueado. Los poros que contienen los folículos pilosos también contienen glándulas sebáceas, que segregan un líquido oleoso llamado sebo
En la imagen que ven a continuación, se aprecia que hay dos tipos de poros en la piel: el que contiene la glándula sudorípara, y el que contiene la glándula sebácea y el folículo piloso. Es este último el que se bloquea con un microcomedón (el poro de la glándula sudorípara también se puede bloquear, pero no con los mismos tipos de tapones con los que se bloquean los poros con folículos).




También podemos apreciar que el poro que contiene el folículo piloso es profundo, llega hasta la grasa subcutánea, atravesando la dermis y la epidermis (para ver una explicación de las distintas capas de la piel, pueden hacer click acá).

Entonces, en las pieles con tendencia a acné, la sobreproducción de sebo se va mezclando con las células muertas (corneocitos) que va eliminando el poro, y se va formando un tapón que bloquea la salida del sebo, y si ese comedón no se elimina, continuará llenando el folículo piloso con más células muertas y sebo, haciéndose profundo y ensanchándose, deformando eventualmente el tamaño del poro, pasando de ser un microcomedón (microscópico) a un comedón visible por el ojo humano.





En esta instancia no hay inflamación, simplemente es un proceso donde el poro se bloquea, y si ese tapón se hace cada vez más grande, llegará a verse en la superficie de la piel, y terminará formando un bultito indoloro y color piel. Si ese tapón llega a la superficie de la piel y toma contacto con el oxígeno, se oxida, y su punta se vuelve color marrón. A los comedones que se vuelven marrones los conocemos coloquialmente como puntos negros o espinillas. Se los suele denominar "comedones abiertos".


Puntos negros o espinillas


Puntos blancos, cerrados


Como verán, las aparentemente inofensivas espinillas pueden tener raíces muy profundas adentro de la piel. Con el tiempo y con la proliferación de poros cada vez más bloqueados (que pueden ser visibles en la superficie de la piel, o no), la piel puede aparecer engrosada, abultada, fea, sin vida. Y si tenemos muchos poros con punta marrón, también se va a ver sucia, por más de que este proceso no tenga nada que ver con la cantidad de veces que uno se lave la cara. Los poros bloqueados y las espinillas se forman en las capas profundas de la epidermis y de la dermis, no en la superficie de la piel.

Estos comedones reciben el nombre de “acné comedonal”, y es la instancia previa a la formación de los granos inflamados y dolorosos. Muchas veces este acné comedonal no pasa de eso, la cara se ve engrosada, abultada y "porosa", pero no llega a la instancia de convertirse en acné inflamatorio. Resolver un acné comedonal es relativamente sencillo, requiere de un tratamiento tópico que desarrollaré en otro artículo.

Entonces, cómo pasa el acné comedonal a convertirse en acné inflamatorio?

Para leer la segunda parte, click en Qué es el Acné Inflamatorio?
Y en el Índice por Temas vas a tener todos los posteos organizados por temática.


Fuentes consultadas para este post:
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmedhealth/PMH0072395/
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2921746/
http://www.niams.nih.gov/Health_Info/Acne/#acne_b

2 comentarios:

  1. hola yo tengo como en la foto de la frente de la chica,yo personalmente tengo en la frente y en el mentón aveces en la parte cerca de las patillas,que me recomiendas para eliminarlos? que producto puede ser útil como tratamiento?

    ResponderEliminar
  2. Por favor, quiero leer el articulo de el tratamiento para el acné comedonal, yo tengo eso y la verdad me da mucho miedo que se vuelva inflamatorio el dermatólogo me dijo que no era nada grave pero siempre me dan nervios, quiero que se me quite ya.

    ResponderEliminar

Si tenés dudas, preguntas, aportes, o cualquier cosa que me quieras contar, podés dejar un comentario. Yo los respondo a todos. Si bien yo soy argentina, me encanta tener lectores de todas partes de latinoamérica, estados unidos y españa, así que no dejes de publicar tu comentario!
Si vas a publicar como anónimo, pon aunque sea tu primer nombre, para saber como te llamas, y luego si sigues comentando, pueda reconocerte.

Mantenete al tanto de las novedades. E-mail aquí:

Te llegará un email de confirmación, debes hacer click en el link del email para confirmar tu suscripción!