Nuevo grupo de Facebook!

GRUPO PRIVADO DE ESTETICA REAL

Hacer click en el link de arriba para solicitar unirse y acceder a contenidos exclusivos.

 

miércoles, 10 de junio de 2015

Las Causas más Comunes del Acné

En el post de Comedones, qué son y cómo se forman y de Acné Inflamatorio expliqué de dónde viene esta patología, cómo se forma, qué sucede realmente adentro de la piel. Es importante primero tener eso claro, para poder entender luego cuáles pueden ser las verdaderas causas del acné, y cuáles son simplemente mitos. Debemos entender que a veces el acné que padecemos tiene una sola causa, y a veces las causas son múltiples, y que atacar una sola causa no mejorará el cuadro. 
Siempre, especialmente cuando se trata de los tipos más serios de acné, lo ideal es ponerse en manos de un buen dermatólogo. No todos los dermatólogos son buenos, y he leído incontables casos de personas que han tenido que solucionar su problema investigando y leyendo por sí mismos, porque ningún médico daba en el clavo. Por poner un solo ejemplo, muchos dermatólogos recetan antibióticos orales, y si bien es un tratamiento viable, puede que no sea el mejor dado que los antibióticos no atacan las causas verdaderas del acné, y pueden llegar a causar mucho daño. A veces los médicos se equivocan, o les interesa más vender sus productos preparados por ellos antes que el bienestar del paciente, por eso es importante ir con conocimientos a la consulta, hacer todas las preguntas necesarias, y en caso de duda, buscar el consejo de otro médico, o de varios.


Causa 1: Genética

El exceso de producción de sebo, la keratinización anormal de las células del poro, la reacción de la piel a los más sutiles cambios hormonales, y la tendencia a la inflamación de los comedones, pueden ser todas de origen genético, es decir, que la piel puede tener una predisposición genética a que estos fenómenos sucedan.

Eso no significa para nada que el acné genético no se pueda tratar y mejorar. Significa que lo más probable es que cualquier tratamiento que hagamos se deba llevar de por vida (por ejemplo, si tenemos tendencia a desarrollar comedones, una rutina de exfoliación con ácido salicílico seguramente deba ser incorporada, para evitar la formación de nuevos comedones). Si abandonamos el tratamiento, los comedones y el acné volveran a aparecer.


Causa 2: Cambios Hormonales

Es la causa número uno para los adolescentes. Al llegar a la pubertad, la producción de andrógenos (hormonas masculinas) y estrógenos sufre modificaciones, y estos cambios hormonales provocan una cascada de reacciones en la piel, que comienza con comedones y termina con diferentes grados de acné. Si tenemos predisposición genética al acné, entonces los cambios hormonales nos perseguirán toda la vida (en el caso de las mujeres). Es por eso que si pudimos librarnos del acné en la adolescencia, existe la posibilidad de desarrollar acné en la adultez (con los cambios hormonales de la menstruación, con el embarazo, y/o con la menopausia). 


Causa 3: Alimentación

La forma en la que la alimentación puede o no influir en la piel es causa de controversia. Hace unos años los médicos aconsejaban no comer chocolate, harinas ni grasas para evitar tener "granos". Luego, se desestimó que esos alimentos provocaran acné. Unos años después, se vuelve a recomendar un cambio en la alimentación.

La realidad es que la grasa de los alimentos no tiene nada que ver con el sebo producido por la piel. La producción de sebo obedece a una reacción de la piel a las fluctuaciones hormonales.
En cambio, los alimentos con hidratos de carbono podrían tener alguna influencia, dado que los mismos pueden causar fluctuaciones hormonales en el cuerpo.

Además, algunas personas tienen ciertas intolerancias a algunos alimentos, y no lo saben, porque no las enferman de una forma significativa. La leche y sus derivados puede provocar acné en algunas personas que sufren intolerancia a la proteína de la leche. Una intolerancia al gluten (proteína encontrada en los alimentos con trigo) o una enfermedad celíaca no descubierta puede afectar a la piel. Y más allá de la celiaquía, otros problemas intestinales (alergias e intolerancias a otros alimentos, por ejemplo la soja) también pueden verse reflejados en la salud de la piel.

Otro vínculo en la alimentación y el acné se encuentra en los ácidos grasos. Una falta de ácidos grasos escenciales puede provocar acné. Especificamente, una falta de omega-3. Los ácidos grasos escenciales omega-3 se encuentran en su vasta mayoría en pescados grasos. Un suplemento en forma de aceite de pescado o cápsulas blandas puede hacer toda la diferencia, como le sucedió a la autora del sitio Skinacea. En su post How I Cleared My Acne explica todo lo que probó a lo largo de los años, y lo que finalmente le funcionó fue un simple sumplemento de omega-3. El blog está en inglés, pero lo recomiendo porque es muy informativo.
De todas formas, todo tiene su contraparte, y demuestra que cada organismo, cada cuerpo, cada piel, son únicos, y lo que le funciona a uno puede hacerle muy mal a otro. Hay muchos testimonios en foros que indican que los suplementos de omega-3 provocaron en algunas personas un brote de acné, que sólo se detuvo cuando se suspendieron dichos suplementos.


Causa 4: Productos Aplicados a la Piel

En la desesperación por detener un poco la manteca que a veces puede ser la piel grasa, muchos aplican productos irritantes y nocivos a la piel, que lo único que hacen es empeorar el cuadro. Yo lo he hecho, cuando era adolescente me he aplicado una o dos veces alcohol en la cara, o limón puro, o me he exfoliado tanto que me ha quedado la cara roja. Es difícil comprender a veces que a la piel hay que tratarla con cuidado y no irritarla. La piel con acné no necesita una limpieza abrasiva como si fuera una sartén sucia, no es esa la razón por la cual tiene granos e inflamación. Entonces a veces un acné que no es tan grave puede convertirse en una cascada de granos porque un producto que nos estamos aplicando no le gusta a la piel y entonces reacciona.

Detallar qué productos elegir para ponerse en la cara merece un post aparte (varios, en realidad) pero lo que quiero que se entienda ahora es que tenemos que revisar qué usamos en la piel, porque algo de lo que estamos usando puede estar empeorando el cuadro, desde una crema que tenga un componente al que somos alérgicos, o algunas sustancias que jamás deberían ponerse en la piel (como alcohol, por ejemplo) porque son irritantes.

Un producto al que jamás miramos pero que puede ser culpable de tener la cara irritada es el producto que usamos para limpiarnos la cara. Puede tener ingredientes irritantes, puede tener un ph muy alcalino (el ph de la piel es ligeramente ácido, entre 5,5 y 6,5), puede ser demasiado astringente. Lo ideal es elegir un producto que sea suave y gentil, porque sino puede alterar el manto ácido de la piel, y ese desequilibrio puede traer como consecuencia acné, piel irritada, brotes alérgicos, sentir la piel tirante, o que directamente se empiece a descamar. Encontrar un limpiador que nos guste, que le guste a la piel, que nos deje la cara fresca y feliz puede llevar tiempo, pero como básico, elegir un producto que diga en la etiqueta que es ph balanceado, o ph 5, que es suave, gentil, o cualquier sinónimo de esos, y preferentemente que no tenga forma de barra de jabón (puede ser líquido, aceite, espuma, crema, etc.).
Más adelante voy a armar un post de la forma asiática de lavarse la cara, porque realmente es muy interesante, especialmente cuando se trata de sacarse el maquillaje. Hay que prestar atención de no tironear la cara ni restregarla con esponjas cuando estamos demaquillándola. Lo ideal es usar un aceite (síiii aceite!) para sacar el maquillaje, y luego, retirar todo con el limpiador. Este sistema se llama doble limpieza, y es el que yo uso actualmente. Con el aceite el maquillaje se disuelve (incluído el que es a prueba de agua) y después sale todo súper fácil.
Ese post que menciono en este párrafo ya lo escribí, en realidad son tres posteos, si querés leerlos, primero hacé click acá, después acá, y finalmente acá.

Tengo que aclarar en este punto que el maquillaje no causa acné. Lo que el maquillaje puede hacer, es tapar los poros y contribuir a que se bloqueen con sebo y células muertas. Por eso es súper importante no irse a dormir con el maquillaje puesto, y por eso la limpieza de la cara es importante, para evitar que agentes externos agraven aún más el problema. Y si a veces usamos un maquillaje y al otro día tenemos la cara llena de granitos, puede que esos granitos no sean acné, sino una reacción alérgica. El acné se forma en semanas, y desde adentro de la piel.


Causa 5: Insuficientes Antioxidantes en la Piel

Los antioxidantes protegen contra el estrés oxidativo en la piel. La piel está constantemente expuesta a agentes agresivos, por ejemplo, los rayos UVA y UVB del sol, la polución del aire, el viento, los cambios de temperatura, etc. Escucharon hablar de los radicales libres? Los radicales libres son moléculas que, a causa del estrés oxidativo, pierden un electrón. Cuando la piel no está protegida por antioxidantes, los radicales libres causan daño en las células y pueden dañar el ADN. Tengan en cuenta que esto es una explicación súper resumida, en realidad es mucho más complejo.
El sebo de la piel tiene un componente, un ácido graso llamado squalene. Cuando el squalene se oxida, es altamente comedogénico, y puede desencadenar una reacción inflamatoria en la piel. En este caso, es la inflamación la que sucede primero, y la que causa la proliferación descontrolada de p.acnes y la cascada de reacciones inmunológicas que provocan el acné tal como lo conocemos.

Los antioxidantes ayudan a combatir los radicales libres, los neutralizan, les donan ese electrón que perdieron. Los más comunes son las vitaminas A, C, E, el betacaroteno, y el té verde. Para que tengan efecto en la piel, se deben aplicar topicalmente, a través de cremas, lociones, serums, geles, etc.

Los antioxidantes juegan un rol protagónico en el cuidado de la piel, es por eso que ahora apenas los menciono, porque voy a hacer un post en detalle.

Acá tienen un gráfico muy simpático que ilustra lo que acabo de explicar:





El acné se puede desarrollar por una de estas causas predominantes, o por muchas causas combinadas. Por ejemplo... si tenemos predisposición al acné genéticamente, y agravamos el cuadro irritando la piel con sustancias irritantes, y estamos en esos días del mes, es muy probable que nos despertemos con unos cuantos granos. Las combinaciones son infinitas!

Espero que este post haya aclarado un poco el tema. Sabiendo más en detalle por qué tenemos comedones y granos, y las causas, estamos en mejores condiciones de encontrar soluciones que sirvan de verdad.

Para leer más acerca de este tema, podés ir a Acné - Tratamientos Efectivos - Parte I

Y en el Índice por Temas vas a tener todos los posteos organizados por temática.

3 comentarios:

  1. Muy buen post!! Me iluminaste sobre algunas cuestiones y desmitificaste otras. Yo que era anti base, ahora la estoy mirando con más cariño. Tengo una buena rutina de limpieza. Voy a confiar en que la base no me va a brotar toda. Te sigo leyendo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! La base no deberia causarte ningun problema. Busca bases livianas y de buena calidad, y siempre, siempre, limpiá bien la piel a la noche. Bss!

      Eliminar
  2. i love this put up. I understand that my intention readers are my students within the beyond. custom essay writing service I’d want to mark like this too appealing occasion and actual hard art work to make a super article. thank you for the guidelines, I in reality loved analyzing this. it's so lots inspiring.

    ResponderEliminar

Si tenés dudas, preguntas, aportes, o cualquier cosa que me quieras contar, podés dejar un comentario. Yo los respondo a todos. Si bien yo soy argentina, me encanta tener lectores de todas partes de latinoamérica, estados unidos y españa, así que no dejes de publicar tu comentario!
Si vas a publicar como anónimo, pon aunque sea tu primer nombre, para saber como te llamas, y luego si sigues comentando, pueda reconocerte.

Mantenete al tanto de las novedades. E-mail aquí:

Te llegará un email de confirmación, debes hacer click en el link del email para confirmar tu suscripción!